Derecho de Familia

Nuevo Código de Procedimiento de Familia de Córdoba ley 10.305

Se publicó en el Boletín Oficial y comienza a regir la ley 10.305 que regirá el procedimiento en el fuero de familia de la provincia de Córdoba. A partir de la entrada a vigencia del mismo, los juzgados de familia dictarán sentencia en todas las causas,  atribuciones que en varias materias estaban reservadas a las Cámaras de Familia. Se trata de un Código moderno que se adapta a lo establecido por el Código Civil y Comercial receptando nuevos institutos como las uniones convivenciales, los cambios procesales allí establecidos y los principios que éste recepta. Se modifican asimismo las cuestiones que están sujetas a la etapa prejurisdiccional.   Texto Completo: Ley Provincia de Córdoba Nº 10305 Título: Código de Procedimiento de Familia de la Provincia de Córdoba Sanción: 23-09-2015 Publicación: 08-10-2015 Cita RJ: EEBAA772 Título I - Organización, Principios y Competencia Capítulo I - Organización Ámbito de regulación. Artículo 1 .- La presente Ley regula la organización, competencia y procedimientos de los Tribunales y Juzgados de Familia creados por Ley Nº 7675 y sus modificatorias. Integrantes. Artículo 2 .- Además del Tribunal Superior de Justicia, integran la Magistratura de Familia las Cámaras de Familia y los Juzgados de Familia. Funcionarios. Artículo 3 .- Son funcionarios de la administración de justicia, en materia de familia, los Fiscales de Familia y los Asesores de Familia. Integración de las Cámaras. Artículo 4 .- Las Cámaras de Familia están integradas por tres miembros, uno de los cuales actuará como Presidente y será elegido anualmente por sorteo. Juzgados de Familia. Artículo 5 .- Los Juzgados de Familia son unipersonales. Requisitos. Artículo 6 .- Los Vocales de Cámara, Jueces, Fiscales de Familia, Asesores de Familia y Secretarios de los Tribunales de Familia deben reunir los requisitos exigidos por la Constitución Provincial y la [...]

Competencia en procesos de familia en el Nuevo Código Civil y Comercial

Los artículos 716 a 720 del Código Civil y Comercial legislan sobre las reglas de competencia en procesos de familia, estableciendo las reglas que paso a detallar a continuación: En los procesos referidos a responsabilidad parental, guarda, cuidado, régimen de comunicación, alimentos, adopción y otros que decidan en forma principal o que modifiquen lo resuelto en otra jurisdicción nacional, es competente el juez del lugar donde la persona menor tiene su centro de vida. En los procesos de divorcio o nulidad, los conexos con ellos y los que versen sobre los efectos de la sentencia, es competente el juez del último domicilio conyugal o el del demandado a elección del actor, o el de cualquiera de los cónyuges si la presentación es conjunta. En caso de concurso o quiebra de alguno de los cónyuges, en la liquidación del régimen patrimonial del matrimonio es competente el juez del proceso colectivo. En los procesos derivados de uniones convivenciales, es competente el juez del último domicilio convivencial o el del demandado a elección del actor. Los procesos de alimentos o de pensiones compensatorias entre cónyuges o convivientes deben tramitarse ante el juez del último domicilio conyugal o convivencial, o el del domicilio del beneficiario o del demandado, o del lugar donde deba ser cumplida la obligación, a elección del actor. En la acción de filiación, excepto que el actor sea menor de edad o con capacidad restringida, es competente el juez del domicilio del demandado.

Cuestiones procesales en el fuero de familia en el nuevo Código Civil y Comercial: Principios procesales, testigos

El nuevo Código tiene varias normas de procedimiento, y específicamente en el proceso de familia se encarga de regular ciertos principios y aspectos. Si bien la mayoría ya estaba establecido en las leyes provinciales, viene a unificar a través de estos principios las leyes de procedimiento en los juicios de familia. Principios del proceso de familia Así establece los principios de tutela judicial efectiva, inmediación, buena fe y lealtad procesal, oficiosidad, oralidad y acceso limitado al expediente. Si bien los tres primeros son principios generales del proceso moderno, los últimos tres hacen específicamente al fuero de familia. Además establece que se debe facilitar el acceso a la justicia, especialmente a las personas vulnerables. El acceso limitado significa que  está limitado a las partes, sus representantes y letrados y a los auxiliares designados en el proceso. El principio de oficiosidad que el impulso procesal está a cargo del juez, quien puede ordenar pruebas oficiosamente, salvo en casos patrimoniales entre personas capaces. Recoge principios de los tratados internaciones, decisión que se dicte en un proceso en que están involucrados niños, niñas o adolescentes, debe tener en cuenta el interés superior de esas personas. Asimismo establece que los jueces deben ser especializados y contar con el apoyo de un equipo interdisciplinario, situación a la que deberá adaptarse el procedimiento de familia en todas las regiones de nuestro país. Admisión de testimonial de menores y parientes Respecto a los testigos, se establece: ARTÍCULO 711.- Testigos. Los parientes y allegados a las partes pueden ser ofrecidos como testigos. Sin embargo, según las circunstancias, el juez está facultado para no admitir la declaración de personas menores de edad, o de los parientes que se niegan a prestar declaración por motivos fundados. Dado que los [...]