nuevo código civil

Contratos en moneda extranjera: el art. 765 del nuevo Código Civil y Comercial

A la sanción del Código Civil y Comercial, un artículo generó bastante polémica. Se trata del art. 765 que establece que el deudor de una obligación de entregar moneda extranjera (ej. dólares), puede desobligarse abonando el cambio a valor oficial. El art. 765 y el 766 dicen lo siguiente: ARTICULO 765.- Concepto. La obligación es de dar dinero si el deudor debe cierta cantidad de moneda, determinada o determinable, al momento de constitución de la obligación. Si por el acto por el que se ha constituido la obligación, se estipuló dar moneda que no sea de curso legal en la República, la obligación debe considerarse como de dar cantidades de cosas y el deudor puede liberarse dando el equivalente en moneda de curso legal. ARTICULO 766.- Obligación del deudor. El deudor debe entregar la cantidad correspondiente de la especie designada. Lo primero que debe aclararse, es que la moneda extranjera no tiene carácter dinerario, así lo establecía también la ley de Convertibilidad 23.928. Por lo tanto si la obligación está pactada en moneda extranjera, es considerada como dar cantidades de cosas. Sin embargo, respecto al pago, el art. 765 establece que el deudor tiene la opción de liberarse dando el equivalente en moneda de curso legal. Aquí no se trata de una obligación facultativa (no hay prestación principal y accesoria) sino de una forma de pago de la deuda. Posibilidad de renuncia a la opción de pagar en pesos Sin embargo la opción establecida en favor del deudor de optar por desobligarse pagando en pesos, no se trata de una norma de orden público. Si se tratara de una norma de orden público cambiario o de politica monetaria, el legislador hubiera adoptado la misma solución para contratos [...]

Nuevo Código Civil y Comercial: Compensaciones económicas derivadas del divorcio y ruptura de unión convivencial

Concepto Uno de los institutos novedosos del Código Civil y Comercial, es la posibilidad de solicitar o acordar una compensación económica a partir del divorcio, la ruptura de la unión convivencial o la nulidad matrimonial. El art. 441 da el concepto: Compensación económica. El cónyuge a quien el divorcio produce un desequilibrio manifiesto que signifique un empeoramiento de su situación y que tiene por causa adecuada el vínculo matrimonial y su ruptura, tiene derecho a una compensación. Esta puede consistir en una prestación única, en una renta por tiempo determinado o, excepcionalmente, por plazo indeterminado. Puede pagarse con dinero, con el usufructo de determinados bienes o de cualquier otro modo que acuerden las partes o decida el juez. Para el caso de las uniones convivenciales, el art. 524 la define en los mismos términos Compensación económica. Cesada la convivencia, el conviviente que sufre un desequilibrio manifiesto que signifique un empeoramiento de su situación económica con causa adecuada en la convivencia y su ruptura, tiene derecho a una compensación. Esta puede consistir en una prestación única o en una renta por un tiempo determinado que no puede ser mayor a la duración de la unión convivencial. Se establece entonces que cuando el vínculo matrimonial o la unión convivencial y su disolución hayan causado un desequilibrio manifiesto en la situación económica, se puede fijar una compensación económica para intentar salvar ese desequilibrio. Se trata de una situación objetiva, y en nada intervienen las causas subjetivas de la ruptura, o las causas subjetivas por las cuales se llegó a esa situación. Este instituto "propicia la superación de la pérdida económica que el divorcio puede provocar en alguno de los cónyuges, especialmente cuando el matrimonio haya producido una desigualdad [...]

El contrato de locación en el Nuevo Código Civil

El núevo Código Civil que entra en vigencia el 1º de Agosto de 2015 introduce algunas modificaciones al contrato de locación respecto a lo establecido en el Código anterior, ley de alquileres y demás leyes complementarias. Regulación autónoma de la locación de cosas El código, al contrario del anterior, regula de forma autónoma la locación de cosas muebles e inmuebles, de la locación de servicios. ARTÍCULO 1187.- Definición. Hay contrato de locación si una parte se obliga a otorgar a otra el uso y goce temporario de una cosa, a cambio del pago de un precio en dinero. Requisito de la forma escrita. Tanto para la locación de inmuebles como de muebles se exige la forma escrita. Igualmente la forma está establecida ad probationem, por lo cual su omisión no acarrea la nulidad del contrato. ARTÍCULO 1188.- Forma. Oponibilidad. El contrato de locación de cosa inmueble o mueble registrable, de una universalidad que incluya a alguna de ellas, o de parte material de un inmueble, debe ser hecho por escrito. Continuadores de la locación. Se retoma lo establecido por el art. 9º de la ley 23.091, protegiendo a quienes vivían con el locatario, recibiendo ostensible trato familiar. Además de exigir el trato familiar, la nueva regulación exige un plazo mínimo de un año durante el cual hayan cohabitado. ARTÍCULO 1190.- Continuador de la locación. Si la cosa locada es inmueble, o parte material de un inmueble, destinado a habitación, en caso de abandono o fallecimiento del locatario, la locación puede ser continuada en las mismas condiciones pactadas, y hasta el vencimiento del plazo contractual, por quien lo habite y acredite haber recibido del locatario ostensible trato familiar durante el año previo al abandono o fallecimiento. Asimismo, se hace [...]

El contrato de compraventa en el Nuevo Código Civil Unificado. Novedades.

El Nuevo Código Civil y Comercial Unificado que empezará a regir próximamente regula contratos antes no regulados por el Código Civil anterior, pero también presenta algunas modificaciones sobre los contratos clásicos. Uno de ellos es el contrato de compra-venta. Concepto El art. 1123 define al contrato: Hay compraventa si una de las partes se obliga a transferir la propiedad de una cosa y la otra a pagar un precio en dinero. Se simplifica el concepto respecto al anterior, eliminando de la definición la obligación de recibir la cosa, cambiando la palabra "dominio" por "propiedad". También habla de "un precio en dinero", el código anterior decía que se obligaba a pagar "un precio cierto en dinero". La razón es que la expresión "cierto" generaba confusión, interpretándose como precio determinado o determinable. Se considera que en caso de no incluir las partes el precio se considera como precio el corriente del día de entrega del contrato. Aplicación supletoria a otros contratos Se establece que las normas de este contrato se aplican en forma supletoria  a otros contratos en los que una de las partes se obliga a transferir a la otra derechos reales de condominio, propiedad horizontal, superficie, usufructo o uso, o a constituir los derechos reales de condominio, superficie, usufructo, uso, habitación, conjuntos inmobiliarios o servidumbre, y dicha parte, a pagar un precio en dinero; o transferir la titularidad de títulos valores por un precio en dinero. La cosa vendida Pueden venderse todas las cosas que pueden ser objeto de los contratos (art. 1129). Pueden venderse las cosas futuras, el contrato se entiendo hecho bajo la condición suspensiva de que lleguen a existir. El comprador puede asumir el riesgo de que la cosa no llegue a existir, en este caso el [...]

Transcripción del debate en la Cámara de Senadores por el Nuevo Código Civil y Comercial

Acompañamos la transcripción en PDF del debate completo en la Cámara de Senadores, en la que se le dió media sanción al Proyecto de Código Civil y Comercial Descargar: Debate_parlamentario_Reforma_CC_20131127  

Modificaciones a la capacidad de los menores de edad en el nuevo Código Civil

La capacidad de los menores de edad en el nuevo Código Civil Estando por aprobarse la el nuevo Código Civil y Comercial unificado, es oportuno ya comenzar a hacer un análisis de su articulado, que conlleva muchas modificaciones muy importantes respecto del Código de Vélez Sársfield (con todas las leyes modificatorias posteriores). El código se caracteriza por receptar las modificaciones que se han venido dando en los últimos años en el bloque constitucional a partir de la firma de diversos tratados de derechos humanos que fueron receptados por la Constitución de 1994 en el art. 75 inc. 22. En este tema es de importancia fundamental la Convención sobre los derechos del niño, que cambia el paradigma en el tema infancia, considerando a los niños como sujetos de derechos, modificando completamente el instituto de la patria potestad. La nueva normativa acoge lo que la doctrina denomina "autonomía progresiva" de los menores. Entendiendo que la capacidad de los menores va aumentando conforme se desarrollan y maduran, el código pretende receptar dicha realidad. La regla general: Menor es quien no ha cumplido 18 años Se establece como regla general en el art. 25: ARTÍCULO 25.- Menor de edad y adolescente.Menor de edad es la persona que no ha cumplido DIECIOCHO (18) años. Se deja de lado la distinción entre menores impúberes y menores adultos que establecía el Código de Vélez Sársfield y se define como adolescente al menor que tiene trece años o más. Este Código denomina adolescente a la persona menor de edad que cumplió TRECE (13) años. El ejercicio de los derechos por parte de los menores: representación y capacidad para actuar por sí Hasta aquí nada diferente a lo ya previsto por la ley 26.579, [...]