herencia

Derecho de habitación del cónyuge supérstite. El derecho a seguir viviendo en la casa del esposo o esposa después de la sucesión.

En caso de fallecimiento de uno de los cónyuges, el Código Civil establece como protección del que fue el hogar conyugal, la posibilidad de seguir habitando en dicho bien, si bien no se difiere la adjudicación de la herencia, el esposo o esposa podrá seguir habitando dicho bien mientras se den las condiciones establecidas en el art. 3573 bis que dice así: Art. 3573 bis: Si a la muerte del causante éste dejare un solo inmueble habitable como integrante del haber hereditario y que hubiera constituido el hogar conyugal, cuya estimación no sobrepasare el indicado como límite máximo a las viviendas para ser declaradas bien de familia, y concurrieren otras personas con vocación hereditaria o como legatarios, el cónyuge supérstite tendrá derecho real de habitación en forma vitalicia y gratuita. Este derecho se perderá si el cónyuge supérstite contrajere nuevas nupcias.  Es un derecho real de habitación vitalicio y gratuito, y su finalidad es evitar la situación injusta de que el cónyuge se quede sin lugar donde vivier cuando el único inmueble habitable de la sucesión sea el que constituía el hogar conyugal. Este derecho es vitalicio, por lo cual se puede ejercer hasta el fallecimiento. Es gratuito también, pero no implica que el habitador no tenga que pagar impuestos, gastos de conservación, etc, lo que debe contribuir en función de su parte en el inmueble. La gratuidad implica que no debe pagar a los demás herederos por el uso que hace del bien. Requisitos: a) Que sea el único inmueble habitable del haber hereditario: Lo que significa que aún cuando existan otros inmuebles, pero no sean habitables, se aplica la norma. Existen casos sin embargo, en que pese a ser el único inmueble habitable, cuando [...]

La denuncia de herencia vacante en Córdoba. Trámite, recompensa, gastos.

¿Cuándo se considera que una herencia está vacante? El art. 3359 del Código civil establece que una herencia se considera vacante en el siguiente caso: Art. 3.539. Cuando, después de citados por edictos durante treinta días a los que se crean con derecho a la sucesión, o después de pasado el término para hacer inventario y deliberar, o cuando habiendo repudiado la herencia el heredero, ningún pretendiente se hubiese presentado, la sucesión se reputará vacante. En estos casos, se designa un curador a petición de interesado o per el juez ante la solicitud del fiscal: Art. 3.540. Todos los que tengan reclamos que hacer contra la sucesión, pueden solicitar se nombre un curador de la herencia. El juez puede también nombrarlo de oficio a solicitud del fiscal. Si luego de designado el curador, y este ha realizado actos (como pago a acreedores por ejemplo), se presentaren herederos se consideran válidos los actos realizados y deberán tomar la herencia en el estado en que se encuentre. Art. 3.542. Establecido el curador de la sucesión, los que después vengan a reclamarla, están obligados a tomar las cosas en el estado en que se encuentren por efecto de las operaciones regulares del curador. La denuncia de herencia vacante Cualquier persona que conozca la existencia de una herencia vacante (es decir que no ha dejado herederos ni testamento) puede hacer la denuncia al Ministerio de Finanzas de la Provincia de Córdoba. En caso de que con éxito dicha herencia sea considerada vacante, el denunciante será acreedor al 50% del producido una vez descontados todos los gastos que hayan generado las actuaciones judiciales. Todo el trámite está reglamentado por el decreto 25387/B/42 La denuncia de herencia vacante consiste [...]

El tracto abreviado. Qué es y cómo funciona.

Muchas veces cuando se trata de vender una casa de una sucesión se recomienda hacerlo por tracto abreviado. Mucha gente tiene dudas respecto al significado de esta expresión, para explicarla hay que aclarar algún concepto de derecho registral previamente. Uno de los principios del derecho registral es el tracto sucesivo. Esto significa que en el registro de la propiedad, debe haber un encadenamiento de las sucesivas transmisiones del dominio, de tal manera que la nueva transmisión se apoye en la anterior. Así, por ejemplo, para que se inscriba la venta de una propiedad, es indispensable que el que vende figure en la matrícula como propietario. Se debe poder ver toda la cadena de transmitentes y adquirentes. El tracto abreviado justamente es una excepción a dicho principio. En el tracto abreviado, una persona que no figura en la matrícula del Registro como propietario, o sea el heredero, vende a un tercero el bien inmueble. Esto se hace para abreviar las trasferencias de dominio, ya que sería superfluo inscribirlo a nombre de los herederos para luego transferirlo al comprador. Para poder realizarlo, el escribano va a necesitar una copia de la declaratoria de herederos, pero no es una copia simple, si no que el juez indica que dicha copia es apta para tracto abreviado y se encuentran abonadas las tasas judiciales correspondientes. Por lo cual es un abogado el que va a pedir dicha copia apta para tracto abreviado.